Cúmulo de estrellas, grupo de estrellas relacionadas que se mantienen juntas por gravedad. Los cúmulos de estrellas se clasifican en dos grupos principales, basados en su apariencia y su naturaleza física: cúmulos abiertos, que no poseen forma definida, y cúmulos globulares, que son esféricos o casi esféricos. Los cúmulos abiertos están formados por unos pocos cientos de estrellas relativamente jóvenes, mientras que los cúmulos globulares contienen por lo menos unas mil veces más esa cantidad, y normalmente son estrellas muy viejas. Los dos tipos de cúmulos están distribuidos de formas distintas: los cúmulos globulares están esparcidos en un halo en torno a nuestra galaxia, la Vía Láctea, mientras que los cúmulos abiertos están confinados en los brazos de la espiral. Los cúmulos abiertos son más pequeños que los globulares y presentan diámetros típicos de unos 10 años luz, a diferencia de los 100 años luz de los globulares. Los cúmulos abiertos son mucho más numerosos que los globulares: se conocen unos 1.000 en nuestra galaxia y unos 140 globulares.



CÚMULOS ABIERTOS  
Los dos cúmulos abiertos más conocidos son las Pléyades y las Hiadas, ambos observables a simple vista, en la constelación Tauro. El cúmulo de las Hiadas se encuentra a unos 150 años luz de la Tierra y posee un diámetro aparente de 5 º, unas diez veces el tamaño aparente de la Luna; el diámetro real del cúmulo es de unos 15 años luz. El cúmulo de las Pléyades (popularmente conocido como las ‘Siete Hermanas’) posee un diámetro real similar, pero se encuentra a una distancia de unos 400 años luz y, por tanto, su diámetro aparente es de 2 º. Se estima que la edad de las Hiadas es de unos 660 millones de años. El cúmulo de las Pléyades es mucho más joven y se formó durante los últimos 80 millones de años; la edad de los miembros más calientes y brillantes no supera unos pocos millones de años.


Los cúmulos abiertos se forman a partir de nubes de gas y polvo en los brazos de una galaxia espiral. Regiones más densas de la nube se contraen bajo el ‘tirón’ hacia el interior ejercido por su propia gravedad, dando lugar ocasionalmente a estrellas individuales. La nebulosa de Orión es un ejemplo de una región en la que todavía se está produciendo la formación de estrellas. En el centro de la nebulosa se encuentra un grupo de estrellas viejas conocido como el Trapecio. Dentro de la nebulosa hay suficiente cantidad de gas como para formar otros cientos de estrellas del mismo tipo.



ASOCIACIONES  
Se conoce como asociación estelar a la agrupación de estrellas que contiene cantidades parecidas a un cúmulo, pero distribuidas sobre áreas mucho mayores. A menudo se pueden encontrar cúmulos abiertos en el interior de una asociación, en zonas donde la densidad del gas a partir del cual se formó la asociación es mayor. Existen tres tipos principales de asociaciones: las asociaciones OB, que están formadas por estrellas masivas calientes de las clases espectrales O y B (véase Estrella: Clasificación de los espectros estelares); las asociaciones R, que están formadas por estrellas de masa intermedia cuya luz es reflejada por el polvo que existe a su alrededor, y las asociaciones T, que están formadas por estrellas ligeras y jóvenes similares al Sol, siendo la estrella prototipo la T Tauri. Probablemente, todas las estrellas comienzan sus vidas formando parte de cúmulos o asociaciones, que se deshacen con el tiempo.



CÚMULOS MÓVILES  
Como los miembros de un cúmulo nacen juntos, parece lógico que continúen moviéndose juntos por el espacio. Esto proporciona un método muy potente para hallar sus distancias. Si las estrellas se alejan de nosotros, parecen converger hacia un punto distante como resultado de la perspectiva. Midiendo el movimiento de las estrellas a lo largo de la línea de visión (sus velocidades radiales) —utilizando el efecto Doppler— y a través de la línea de visión (sus movimientos propios), según se mueven hacia el punto de convergencia, se pueden calcular sus distancias a nosotros a partir de la geometría simple. Esta técnica se conoce como el método del cúmulo móvil, y funciona bien, en particular para las Hiadas, que es un cúmulo grande y relativamente cercano. De hecho, el hallazgo de la distancia a las Hiadas por este método constituye un paso importante en la construcción de la escala de distancias del Universo.



 
Cúmulo estelar
en fakiro.com
Astronomíahttp://astronomia.fakiro.comshapeimage_3_link_0

artículos                enciclopedia                más